Cirugía Percutánea del Pie


Es la mejor alternativa a la cirugía tradicional (abierta) en el tratamiento de las deformidades de los pies, ya que es:

Cirugia de 25 minutos.

Ambulatoria.

Anestesia local.

Sin cicatrices.

Rápida recuperación.

Sin dolor.

La cirugía percutánea del pie, también conocida como cirugía MIS, por las iniciales del inglés Minimal Incision Surgery, es un método quirúrgico que nos permite realizar intervenciones a través de incisiones mínimas, sin exposición directa de los planos quirúrgicos, lo que ocasiona un trauma mínimo de los tejidos próximos y que exige un control radiológico durante la intervención, para orientarnos en los gestos quirúrgicos a realizar.

La cirugía percutánea no puede ser considerada una cirugía menor por realizarse por mínimas incisiones; través de ellas podemos realizar técnicas quirúrgicas mayores e incluso muy agresivas, por ello es fundamental que sea realizada por cirujanos expertos y tanto la preparación del paciente, como las medidas de esterilidad han de ser extremadas.

La precisión de los gestos quirúrgicos a realizar en la cirugía percutánea exige que se disponga de un instrumental específico, debiendo evitar el querer adaptar instrumental del que disponemos en nuestro arsenal para cirugía tradicional (abierta), ya que de este modo favoreceremos la aparición de posibles complicaciones asociadas a la dificultad de ejecución de la técnica, secundarias al instrumental adecuado.

  • Se produce una menor agresión, lo que condiciona un mayor confort en el postoperatorio.
  • Permite la rápida deambulación desde el primer día.
  • Cirugía ambulatoria.
  • Se produce una menor desvascularización, lo que condicionará una mejor reparación tisular.
  • Tiempo de cirugía corto. (25 minutos)
  • Permite ademas corregir otras deformidades, tales como Juanetillo de sastre, dedos en martillo y metatarsalgias.
  • No tiene limites de edad para practicarse.
  • Solo requiere inmovilización con un zapato específico de suela rígida y un vendaje.

Los resultados son estables en el tiempo, equiparándose éstos a los obtenidos con la cirugía tradicional. El tipo de anestesia utilizado para la cirugía percutánea del pie será la anestesia local, bien mediante bloqueos nerviosos a nivel del tobillo para toda la cirugía del antepié, o bloqueos digitales para la cirugía de un solo dedo.

Resultados permanentes. Estos dependen en gran medida de la experiencia del cirujano.

Coberturas